Ciencia y Tecnología
Facebook en las cuerdas
20-02-2018
Por: Miriana Moro y Osvaldo Rondán
 
Facebook, que solía ser la plataforma social más popular de todas, se encuentra hoy sobre las cuerdas. No ha sido suficiente la “genialidad” de su creador Mark Zuckerberg para enfrentarse a los temas que en la actualidad permite a algunos anunciar su extinción. Desde el desinterés por parte de las nuevas generaciones, pasando por tener la lupa del Congreso estadounidense sobre el tema de influir en las elecciones de Trump, hasta los anuncios públicos que ha hecho sobre cambios en su algoritmo y acuerdos con organizaciones para salvarse de responsabilidades sobre el tráfico de fake news y el ejercicio de bots; Zuckerberg hoy sigue intentando salvar su pelea.
 
El desaire de las nuevas generaciones
 
Una encuesta realizada a 9.400 jóvenes de entre 13 y 19 años en Estados Unidos   arrojó que el 33 por ciento considera que Instagram es la red  social más importante. El 20 por ciento prefiere Twitter, mientras que el 19 por ciento prefiere Snapchat. Sólo un cuarto de los jóvenes entrevistados considera a Facebook la más popular, aunque hace apenas cuatro años tenía el 42 por ciento de las preferencias.
 
No obstante el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, fue lo visionario suficiente como para adquirir Instagram en 2012 con 30 millones de usuarios, y hoy es una red social que ronda los mil millones de cibernautas.


 
Por otro lado, Snapchat rechazó una oferta de compra por parte de Facebook por valor de 3.000 millones de dólares, por lo cual se posiciona como su mayor enemigo. Por ello, vimos cómo los intentos de Facebook se han alineado a adoptar características de Snapchat y otras redes ajenas a la empresa.
 
Facebook es una red de generaciones que cada vez se hacen más viejas. Se prevé que entre 2017 y 2021, habrá 12.9 millones de nuevos usuarios de Facebook sólo en Estados Unidos, con un crecimiento moderado de entre el 1.3% y el 2.7%.Casi la mitad de los nuevos usuarios serán personas mayores de 65 años.
 
Rusiagate
 
Otro de los golpes más fuertes que puso sobre la lona a Facebook fue la exposición del uso que compañías o gobiernos han podido darle, para influir en cosas tan relevantes a nivel mundial como lo fue la elección del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
 
Según la inteligencia estadounidense, Moscú pagó a grupos de "trolls" (internautas perturbadores y provocadores) como la llamada “Internet Research Agency” para difundir mensajes contrarios a la candidata demócrata Hillary Clinton, pero que funcionaban a favor de Trump. El Congreso americano está estudiando el caso de este contenido que se dispersó por Facebook, que se estima llegó a 126 millones de personas.
 
Se  ha dicho que la agencia rusa abrió 120 páginas que realizaron publicaciones constantes entre enero de 2015 y agosto de 2017 y que éstas se mostraron en los muros de 29 millones de personas y al ser compartidas, llegaron a cientos de millones.
 
Facebook reveló que habían cerrado cientos de cuentas por considerar que habían sido creadas por una empresa rusa ligada al Kremlin, utilizadas para comprar 100.000 dólares en publicidad para crear conflicto o divisiones, que iban desde derechos LGBT, cuestiones raciales, o sobre inmigración y derechos sobre armas durante y después de la campaña electoral en que participó Trump.
 
Cambios en su algoritmo
 
Desde inicios de 2018 Facebook anunció que haría cambios en la manera en que se maneja la información que presenta el News Feed de Facebook, esto con el objetivo de limpiar su responsabilidad sobre lo que ocurre con las fake news  o noticias falsas, que provocan a veces movimientos de opinión importantes en temas sociales o políticos.
 
Anunciaron que desde este año, se priorizará información personal e interacciones entre usuarios, mientras que por otro lado dará menos importancia a la información de las empresas y medios. Han anunciado “acuerdos” con entidades de noticias internacionales para filtrar las fake news y perfiles falsos, tratando de evitar la responsabilidad que se le puede imputar sobre las consecuencias del ejercicio de estos usuarios falsos y la influencia de la información tendenciosa.
 
Sin embargo, esto abrió la ventana para que el mundo sepa que Facebook sí “mete mano” a la información que los usuarios ven o no ven en el sitio. No es una red del todo “libre”, como siempre se ha abanderado.
 
Otros intentos de la empresa por posicionarse como una red “limpia” es la firma de un convenio con el Instituto Nacional Electoral (INE) a inicios de febrero  “para estimular la participación ciudadana en las elecciones y facilitar la comunicación directa entre la ciudadanía y sus representantes” durante las elecciones de julio de 2018.
 
A partir de esto, se crearán dos herramientas nuevas en FB para el 1 de julio: Megáfono Electoral, que invitará a los mexicanos que están en Facebook a salir a votar el 1 de julio. Y un botón de Elector Informado, con información sobre el proceso electoral y recursos para poder localizar sus casillas y conocer sus horarios. También se informó que colaborarán para transmitir los debates presidenciales a través de Facebook Live.
 
El ocaso de esta red social aún se estima lejano, aunque es evidente que todas sus batallas por adaptarse a los retos que su, hasta hoy, ubicuidad le presentan, ha sido constante. Ya no es el fenómeno que alguna vez percibimos y su hegemonía en el mundo digital ha sufrido desgajes naturales en un universo tan mutable y expansivo, valdría la pena una breve pausa para hacer un corte de cambios y pérdidas en estos últimos años y así prospectar la vida de Facebook en tiempos venideros, vida que si bien es evidente, ha sido extensa, aún no podríamos determinar si será extensa.
 
Comentarios
Mapa del sitio
© Todos los dererechos reservados quiero tv 2018
Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual. De no existir previa autorización por escrito de quiero tv, Quiero Media S. A. de C. V., queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (De manera descriptiva pero no limitativa, a los logotipos, diseños, contenido, texto, fotografías, audios, videos, etc.) Si desea hacer uso de cualquier contenido de quiero tv, por favor comuníquese a las Oficinas de quiero tv, al 37 70 00 85. Gracias.