Opinión
Opinión más reciente
17-06-2019
"La importancia de un pésimo titular "
José Osvaldo Rondán
Esta mañana se ha viralizado en redes sociales una noticia cuyo enfoque es particularmente interesante, pues mueve a analizar qué nos entregan los medios de comunicación. Más en este caso, ya que la noticia ha sido promovida por las plataformas digitales de importantes medios nacionales e internacionales.
 
“Una pareja de lesbianas mata a su hijo y le amputa el pene porque querían que fuera una niña”; “Pareja de lesbianas es acusada de masacrar a hijo”; “Pareja de lesbianas mutiló a su hijo para `convertirlo´en niño”.
 
En efecto, se trata de la noticia de un terrible asesinato cometido en Brasil, por dos mujeres (una de ellas la madre) quienes asesinaron a puñaladas a un niño de nueve años y un año antes lo habían mutilado.
 
Este es el hecho, un caso de horror que por su impacto se convierte en una noticia que trasciende, el hecho periodístico se recoge perfectamente en el crimen, entonces ¿por qué acentuar y titular que se trataba de una pareja de lesbianas?: ¡estamos hablando del asesinato de un niño que antes fue mutilado! ¿No es suficiente?.  Parece que no y peor, lo restan al poner el acento en otra parte.
 
En otras ocasiones he visto casos similares, en el que padres o padrastros, en complicidad con las madres o madrastras violentan y/o asesinan a uno de sus hijos y nunca, nunca la orientación sexual de los implicados ha sido un dato digno de añadir a los muy contados y sagrados caracteres de un titular.
 
Sí, es necesario reparar en esto, señores, porque usar una minoría para ejemplificar un crimen, es generalizar. Hace un hecho de interés periodístico, un hecho de interés malsano: morboso, si bien, puede engrandecer su propagación y hacerlo lucrativo, el precio social es alto. Basta ver los comentarios de estas notas, la gran mayoría responde a la intención de sus autores y atacan no sólo a las asesinas sino a todas las personas que, como en el titular dice, son lesbianas.
 
No sé si consciente o inconscientemente pero el enfoque habla mucho de los juicios y prejuicios de sus autores: “Madre lesbiana y pareja amputan pene y matan a puñaladas a hijo”; “Dos lesbianas castran y descuartizan a un niño”.
 
¿Cuál es o debería ser la función de este tipo de información? Contar una historia, una que haga de la víctima una persona con la cual se pueda empatizar y no reducirla a mercancía informativa o cifras de violencia; una historia que con la recopilación de información sobre los criminales brinde herramientas de prevención social; una historia que movilice a levantar la voz en contra del horror y no hacer de éste estímulo de su curiosidad malsana.
 
Afortunadamente existen en Facebook atenuantes tan importantes como la fan page, “La Corregidora” encargada de señalar titulares exhibicionistas que vulneran la integridad de determinados grupos sociales, como del mismo ejercicio periodístico.
“La Corregidora” busca hacer un ejercicio limpio y sin lucro de reivindicación a la información transmitida a través de medios digitales. Mutila eufemismos donde no deberían estar, protegiendo a quien sabe quién, quién sabe porque; encrudece titulares “chistositos” de tragedias y crímenes para publicarlos en la dimensión adecuada; y cuestiona el propósito de la información, incluso la gira hasta hacerla sensata y útil: “Hallan alcohol en cuerpo de Myrna tras examen toxicológico: FEM”, corrección: “Continúan investigando el feminicidio de Myrna”.
 
Seamos más selectivos con la información que nos proporcionan, aprovechemos los canales abierto en redes sociales y plataformas digitales con las que podemos intentar comunicarnos con estos medios y si podemos hagamos como “La Corregidora”, proponer, exigir, corregir.
 
Comentarios
Más opiniones
"El retorno del “Pirata” "
"Y ahora resulta que se pelean por la fortuna de “El Chapo”"
"Los gobernadores frente al presidente"
Mapa del sitio
© Todos los dererechos reservados quiero tv 2018
Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual. De no existir previa autorización por escrito de quiero tv, Quiero Media S. A. de C. V., queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (De manera descriptiva pero no limitativa, a los logotipos, diseños, contenido, texto, fotografías, audios, videos, etc.). Si desea hacer uso de cualquier contenido de quiero tv, por favor comuníquese a las Oficinas de quiero tv, al 28 74 18 00. Gracias.